Experiencias Erasmus+ en Portugal. Del 19 al 30 de junio, Andrea, Victor, Èlia, Usman y Lidia participaron con Mundus en el intercambio juvenil “Act for our Europe” en la ciudad de Oeiras, muy cerca de la capital portuguesa.

En este post os dejamos con sus crónicas sobre este proyecto Erasmus+ en forma de textos y fotos.


Lidia García, Santa Coloma de Gramenet, 23 años:

“Hola, mi nombre es Lidia Garcia  y quiero compartir mi experiencia de intercambio en Lisboa dentro del programa ACT FOR OUR EUROPE.

El día 19 de Junio, cogimos el vuelo para Lisboa mis compañeros y yo: un grupo de 5 personas formado por tres chicas y dos chicos. 

La verdad que  personalmente tenía poca idea de lo que me encontraría allí ya que no dieron mucha información sobre el proyecto, querían que fuera “sorpresa”.

Una vez en Lisboa conocimos el sitio donde pasaríamos estos días “Casa Europa” situada en Cruz Quebrada, allí también empecemos a conocer a los diferentes grupos del resto de países (Rumanía, Estonia, Francia, Italia, Bulgaria, Grecia, Eslovenia,Portugal).

La verdad que los primeros días se me hicieron duros ya que no entendía muy bien lo que estábamos haciendo y la comunicación en Inglés se me hacía difícil, pero gracias a la líder del grupo y a toda la gente con la que compartía esta experiencia la cosa fue mejorando día a día.

Durante los días en Lisboa participamos en diferentes talleres, actividades deportivas, noches interculturales, mercado en el pueblo, turismo por Lisboa y tiempo libre. Reconozco que ha habido actividades buenas y otras no tan buenas, pero que la sensación general que me llevo es buena.

Recomiendo mucho participar en estos proyectos ya que es una manera de practicar inglés, conocer otros idiomas, vivir en un sitio diferente y sobretodo conocer a gente maravillosa. Así que si alguien se está planteando participar en este proyecto os animo a que digas que ¡¡Sí!!”

Usman Munawar, Santa Coloma de Gramenet, 18 años:

“Soy Usman Munawar el intercambio a Portugal me ha ido súper bien, me lo he pasado muy bien, me ha gustado muchísimo, era mi primer intercambio me ha gustado mucho, he aprendido muchas cosas, he conocido gente nueva, he conocido nuevas culturas, aprendí a vivir solo en otra cultura, con nuevas gentes.

Me ha gustado esta experiencia, tengo buenos recuerdos con todos.

Ya tengo ganas de hacer otro intercambio.”

Victor Benito,  El Masnou, 18 años:

“Para empezar, dar muchas gracias a la asociación Mundus por darme a mí y a mis compañeros la oportunidad para poder disfrutar de una experiencia tan enriquecedora y divertida como la que ha sido nuestro intercambio en Portugal. Al haber estado antes en varios programas de intercambio de estas características e incluso de más largos, no he tenido problemas tales como el de echar de menos o querer volver a casa, sino justo al contrario, me hubiese gustado que el programa hubiese sido más largo para poder haber disfrutado de muchas más experiencias y haber aprendido más sobre las diferentes culturas.

Mi valoración en general es muy positiva, tanto las actividades como el alojamiento estaban muy adecuados a la experiencia en sí. Aunque no todo era perfecto, todo estaba más que preparado para la llegada de nuevos participantes de 9 países.

En cuanto a la planificación del proyecto solo me podría quejar del primer día. Entiendo que se tenía que preparar el albergue para tal cantidad de personas pero creo que tendrían que tener un poco de empatía con los participantes y darnos la oportunidad de descansar en algún espacio destinado para ello. En cuanto a sugerencias para mejorar el proyecto solamente tengo una gran sugerencia, los deportes. La actividad de los deportes  se tendría que planificar de tal manera que cada país se centre en un determinado tipo de inclusión social. Y ahora una queja, cuando se nos dice que tendremos una hora y media o dos para practicar deporte, espero poder tener la oportunidad de ejercitar mi cuerpo y hacer una competición donde pueda sentir ese sentimiento característico de todo deportista al practicar el deporte que ama. Sin embargo, no he podido conseguirlo porque nadie quería hacer nada, incluso ni los organizadores intentaron conseguirlo.

A parte de esto, todo el programa ha sido una maravilla, en especial por la ayuda que nos han dado los organizadores a la hora de conocer otras culturas y, en especial, la del país del intercambio, Portugal.

Por supuesto la mejor parte del intercambio ha sido la de conocer a personas de otros países, conocer en menor o mayor medida su cultura, gustos y opiniones y establecer una relación de amistad que espero que dure para toda la vida.

Por ejemplo, en mi experiencia me he hecho gran amigo, de los participantes de Bulgaria y Estonia, y en especial, de Villem, Martina, Alyona y Denitsa. Estas cuatro personas han estado tan presentes durante mi intercambio que he podido contar con ellos con cualquier problema externo o interno que podía tener durante mi intercambio, además de poder hablar con ellos en cualquier momento y sobre cualquier tema, aunque muchas veces me ayudaron en temas importantes y me dieron grandes consejos que me ayudaron a seguir adelante. Por eso, me gustaría poder mantenerme en contacto con ellos para el resto que de mi vida y me sentiría muy orgulloso de mi mismo si pudiera conseguirlo.

Por supuesto, me gustaría volver a ver a todos los participantes del programa todas las veces que pudiese y volver a vivir experiencias similares. Por eso, recomiendo a todas las personas que estén interesadas en hacer este tipo de programas para poder abrir mucho más tu mente y tus horizontes como persona y conocer mundos que nunca podría haber llegado a conocer por tu cuenta.”

Andrea Devesa,  Santa Coloma de Gramenet, 18 años:

“¡Hola! Me llamo Andrea y estuve en el intercambio Act for our Europe que se hizo en Lisboa (Junio, 2016)

 La valoración global de la experiencia es que fue muy completa, tanto a nivel cultural como personal. Los primeros días fueron un poco difíciles por que los horarios eran diferentes a lo que estábamos acostumbrados, la gente no se conocía y a demás, eran todos de países diferentes, aunque después, la diferencia cultural fue lo mejor de todo.

 Hicimos bastantes actividades culturales, mis favoritas sin duda fueron las intercultural nights, que consistían en presentar el país, llevar comida típica del mismo, y pasarlo bien aprendiendo sobre ese país.

 Aunque al principio lo pasas mal, cuando te adaptas por fin, te das cuenta de que ir allí fue muy buena idea. ¿Que si repetiría? Sí, sin duda. 10 días en otro país, conoces otras culturas, conoces gente nueva, aprendes alguna que otra palabra en otro idioma, y muchas cosas más.”

Anuncios