Experiencias Erasmus+ en Bélgica. Del 9 al 16 de octubre, María, Sara y Santiago participaron con Mundus en el training course “Restorative Me” en la ciudad de Leuven en Bélgica.

En este post os dejamos con sus crónicas sobre este proyecto Erasmus+ en forma de textos y y fotos, así como con el informe elaborado por el Euorpean Forum for Restorative Justice, organizadores de este curso. Esperamos que os sirva para animaros a participar en alguna de nuestras oportunidades en el futuro.


Santiago Gutiérrez, de Cáceres, 28 años:

“Mi experiencia con este curso puedo describirla como increíble, tanto en el lado personal como en el profesional.

Por un lado hemos estado un grupo de unas 25 personas, incluyendo a los entrenadores, y no ha habido ningún tipo de discordia, había algunas que hablaban más y otras menos, cada uno a su manera, pero en general había ganas de entenderse y de pasarlo bien. He hecho buenos amigos en una semana y aunque dormíamos, comíamos y lo hacíamos todo juntos no me cansé como yo hubiera pensado. También me ha abierto un poco más los ojos con respecto a la diversidad europea. He conocido bien por primera vez a gente del norte más lejano de Europa y he visto que los puntos de vista son muchos y se mezclan. El hacer tantos ejercicios en grupo también nos unió, tuvimos algún momento tenso debido a la implicación que algunos ejercicios requerían pero nada anormal, mejor así que la falta de conflictividad debido a la pasividad o desinterés.

Por otro lado, la parte más profesional también la he visto cubierta, si bien es verdad que a veces la información era demasiado general y no muy nueva para mi tengo que entender que hacía falta para los que estuviesen más “verdes” pudiesen entender desde el principio. También eché de menos ejercicios más centrados en la justicia restaurativa más complejos, en la gran mayoría de los casos los ejercicios eran rápidos y sencillos. Algunos ponentes fueron de gran ayuda, me llevo mucho conocimiento y las ganas de seguir aprendiendo gracias a ellos.

Hablando de la parte logística, estuvimos en un hostal normal, las comodidades básicas cubiertas y salas de conferencias con todo el material que necesitamos. La comida no fue buena, pero luego vimos que no era el hostal…era el país. Sin embargo, como en los otros apartados la sensación final es positiva.

En conclusión, una experiencia increíble donde he aprendido mucho, tanto del país que me ha acogido, de otros países europeos a través de su gente. Hemos podido poner en práctica metodologías relacionales mientras las estudiábamos, y ser más conscientes de cómo se crean y pueden manejar los conflictos. Como pega podría decir que hay que afilar más los requisitos de la gente aceptaba puesto que había algunos que no estaban interesados especialmente el tema y eso pudo retrasar un poco el aprendizaje general.”

14670901_10209245204321521_8247090007119016584_n

Sara Lázaro, Valladolid, 24 años:

“Restorative. I chose restorative as the key word to define the training at the end of the same in one of ours group-dynamics.And it wasn´t lack of imagination, but I thought it was the closest concept to what I wanted to mean.After different kind of life-experiences, this was really restorative. An intense, creative, participative and intercultural week sourrounded by active and inquiring minds was really restorative.

Get in contact with experienced people who kindly gave us their knowledge, perspectives and experience was also restorative. Sharing, laughing, meeting and creating is obvious is restorative too.

Everybody needs a period to explore, to be inspired, to grow and learn, to give feed-back, to experience, live and bring it. It was really a good chance for me. I feel lucky and I just can say thank you to all the parts involved in this

14650075_10209245268203118_2874442718534920807_n.jpg

María Morgade,  A Coruña, 27 años:

“Pues Restorative Me ha sido una gran experiencia, una oportunidad para conocer más en profundidad en qué consiste la justicia restaurativa y cómo llevar a cabo un proceso de mediación. Tuvimos la oportunidad de pasar una semana con gente estupenda de Croacia, Letonia, Macedonia, Italia y Bélgica, de aprender más acerca de las oportunidades que ofrece Erasmus+, y de disfrutar la preciosa ciudad de Lovaina. ¡Sin duda ha merecido la pena!”


 

Anuncios