Experiencias Erasmus+ en Estonia. Del 11 al 18 de agosto, Marcel, Gabriel y Sandra participaron con Mundus en el training course “Youthpass, your path” en Taevaskoja, Estonia.

Como siempre, les pedimos que qué mejor que fuesen ellos mismos los que os cuenten al resto de mortales e interesados cómo les ha ido.

Si después de leerlo te entran ganas de participar en algo similar, échale un ojo a nuestras últimas ofertas de cursos e intercambios Erasmus+.


 

 

Sandra Labián, Manzanares, 20 años:

Y por fin, allí estaba. A 3939,2 km de mi casa. Sola. Cogí un taxi que me dejó en mi albergue, donde al día sigueinte me esperaría Gabriel, a quien únicamente conocía a través de Facebook desde que nos dieron la gran noticia de que ambos iríamos al Training Course “YouthPass-YourPass” en Taevaskoja. Fue increíble. Parecía que nos conocíamos de toda la vida, y, como buenos jóvenes aventureros, fuimos a conocer los bares que Tallin nos ofrecía. Al día siguiente debíamos reunirnos con todo el grupo para un viaje de 4 horas hasta Taevaskoja. Y como lo bueno se hace esperar… llegamos los últimos (nos quedamos tomando un cafecito controlando la llegada del bus desde lejos jajaja). Aún recuerdo ese chip que se activó en mi cabeza y que me lanzó el siguiente mensaje: “empiezas de cero”.

El clima y el ambiente que se creó desde el primer momento es algo que jamás había vivido. Descubrí la gran diferencia cultural que hay entre los países del norte de Europa y los países mediterráneos. Aprendí que tu nivel de inglés no tiene que determinar la conversación, y que no pasa nada por preguntar “what?” mil veces si no has entendido algo. Para mí, ha sido un aprendizaje continuo, el proceso de aprendizaje más intenso y eficaz que he vivido nunca, un cara a cara entre la vida real y yo. Ha sido una experiencia en la que me he dado cuenta de que nunca puedo estar sola, esté donde esté. Siempre hay gente con tus mismas inquietudes, con ideas increíbles que comunicar, con ganas de cambiar su entorno y hacer del mundo un lugar mejor. En definitiva, he aprendido sobre la vida real, que para mí es lo más importante, lo que más falta hace en la actualidad. 

He crecido como persona, como youthworker, he vuelto renovada, con ganas de comerme el mundo y de poner en práctica todo lo que he aprendido en una semana escasa. He conocido a gente que jamás olvidaré y que ha marcado mi vida. Ahora, mi corazón está repartido por toda Europa.

Marcel Salvador, Valencia, 21 años:

He participado en diversos intercambios juveniles durante estos dos últimos años, y este ha resultado ser el mejor, desde la asociación Mundus me dieron la oportunidad de realizar mi primer TC (Training Course) en Estonia. Yo estoy muy interesado en este tipo de intercambios, especialmente en los TC porque es donde más se aprende desde mi punto de vista y especialmente  en este proyecto ya que abordaba el tema del Youthpass, certificado que se otorga una vez finalizado un intercambio juvenil financiado por el programa Erasmus+.

img-20160921-wa0018

En este proyecto contábamos con un “Trainer” o facilitador muy capacitado y que hizo de cada actividad una aventura, para mi, fue el eje principal del proyecto. Los participantes eran, en general,  muy interesantes por sus opiniones, puntos de vista, vivencias y conocimientos que compartieron. Por último, me gustaría recomendar encarecidamente que participen en este tipo de proyectos e incluso se adhieran a alguna organización para difundir este tipo de proyectos y oportunidades, especialmente a cualquiera que le guste conocer gente nueva, aprender de los demás mediante la educación no formal, expresar su opinión y escuchar la de gente de diversas procedencias.

Anuncios