#SVEconMundus. En 25 días Anahí pone rumbo a Rumania para unirse a un equipo de 16 voluntarios del Servicio Voluntario Europeo en el proyecto Global Village. Aún nos queda una plaza que cubrir, ¿te apuntas?

Os dejamos con las expectativas de esta barcelonesa de 24 años antes de marchar a esta aventura de 6 meses.


¡Hola!

Me llamo Anahí, soy una chica de 24 y vivo en Barcelona. Desde pequeña una de mis pasiones ha sido aprender idiomas, conocer nuevas culturas y viajar, sobre todo viajar.

Durante mi carrera, filología clásica, descubrí que tenía muchas ganas de ver mundo, pero de otra manera. Ya no me apetecía tanto ir a pasar una semana de turismo a un sitio, sino que lo que me interesaba era involucrarme en la cultura de ese país, conocer gente nueva y sus costumbres.

Cuando me enteré de que existía la posibilidad de hacer un voluntariado europeo no me lo pensé dos veces, dejé a un lado dudas e incertidumbres y empecé a rellenar solicitudes. Y así es como llego al momento actual, en que estoy feliz y emocionada por la aventura que me espera. Porque dentro de muy poco formaré parte del proyecto Global Village en Rumanía. Será una experiencia de 6 meses que tendrá lugar en Dolj, en el suroeste del país.

El proyecto consistirá en trabajar con gente joven sobre los conceptos de multiculturalidad y tolerancia, fomentando así el intercambio cultural. El objetivo será organizar actividades de cara al festival Global Village, un gran evento que expondrá distintas culturas a los ciudadanos.

Me parece un proyecto muy interesante y no veo la hora de empezar a trabajar en ello. El intercambio cultural y conocer gente de distintos países es algo que me hace crecer a nivel personal e incluso me ayuda a conocerme mejor a mí misma. Hoy en día tenemos la oportunidad de estar en contacto con personas de muchas culturas, y yo creo que de esa experiencia siempre se saca algo bueno que puede aplicarse a cualquier ámbito de nuestras vidas. 

 Estoy emocionada por empezar y aportar lo mejor de mí, por conocer al resto de voluntarios y a los habitantes de esa zona. Ya he empezado a estudiar rumano y ¡espero poder ponerlo en práctica muy pronto!


Echa un vistazo a todas nuestras oportunidades SVE en nuestra página web.