Experiencias SVE. Marina Paul se va los meses de junio y julio a Bulgaria a formar parte del equipo organizador del IN THE PALACE International Short Film Festival de Balchik como SVE. Hoy comparte con nosotros y vosotros sus sensaciones previas a la experiencia del Servicio Voluntario Europeo.


 

Existe una frase muy repetida entre los viajeros que dice “Wanderlust, not all who wander are lost”. Y es que viajar representa mucho más que perderse entre las calles de una ciudad desconocida, entre la gente de diferentes religiones o entre el cruce de lenguas y sus malentendidos. Viajar es, en muchos casos, la forma de encontrarse entre todo este caos.

Afortunadamente, mediante el programa EVS tuve la posibilidad de aplicar para aquellos proyectos que más se ajustaban a mi perfil y pasiones… porque los “futuros EVS” no estamos “lost”, sino vamos en busca de un voluntariado que pueda resultar un intercambio, no solo profesional sino personal, con una organización, la mayoría de las veces desconocida de antemano.

En mi caso, en menos de 10 días salgo para la costa del Mar negro búlgara para participar en el festival de cortos del país… quizás con tanta ilusión como nervios, con ganas de conocer el proyecto de primera mano, a mis nuevos compañeros de experiencia y de que el festival finalice con éxito pensando ¡allí estuve yo!

Porque espero que sea una experiencia única, pero no irrepetible.
¡Nos vemos en България (Bulgaria)!


Si tú también quieres convertirte en un voluntario/a SVE, revisa nuestras ofertas disponibles y envíanos tu solicitud.