Carlos Núñez se marchó a finales de 2015 a Bolonia (Italia) a realizar un SVE dentro del programa Urban Pie con la Asociación Oltre. Así se sentía justo después de enterarse de la noticia y embarcarse en esta experiencia que le mantendrá como voluntario hasta el mes de agosto. ¡Un fuerte abrazo Carlos! Esperamos que vaya muy bien la “partida”.


 

 

Cara de póker se me ha quedado cuando me he enterado de la noticia. ¡Me voy a Italia de SVE! Pues sí, aún no me lo creo, pero así es. Hace una semana realicé una entrevista para la Asociación OLTRE en Bolonia, y les he convencido: soy la persona adecuada para llevar a cabo su proyecto Urban PIE (Participation, Inclusion y Enviroment) y me llena de satisfacción.

Tras la sorpresa inicial y el festejo con los amigos, la verdad he de decir que estoy muy contento e ilusionado, y al mismo tiempo muy nervioso, ¡me voy en menos de un mes! Llevaba un par de meses buscando proyectos y sinceramente, de todos los que ví y solicité, este era uno de los más interesantes e ilusionantes para mi.

Quizás porque reunía a a perfección todos los requisitos esenciales que buscaba, 4 requisitos como si de 4 cartas para un póker se tratase:

1 ­ Un proyecto ilusionante. El tema de la participación, la inclusión y el medio ambiente, através de iniciativas y asociaciones culturales y artísticas… no sólo me entusiasma el tema sino que me genera gran expectación en lo profesional y en lo personal.

2 Mi aportación. Estoy muy motivado no sólo por aprender todo lo posible, sino por aportar en este proyecto con mis conocimientos y experiencias, con mi visión e ideas. Creo que tengo un buen perfil para el proyecto y creo que me puede aportar mucho a mi futuro.

3 Un país atractivo. Nunca he estado en Italia pero por sus similitudes culturales y sociales con España y creo que la facilidad del idioma, me parece un magnifico destino para mi. Ya estoy deseando enriquecerme con la cultura y la sociedad italiana a través de su gente y sus lugares.

4 La duración y la inmediatez. Necesitaba algo duradero y que fuese de incorporación inmediata. No podía esperar mucho para vivir esta experiencia, aunque ello implicase una decisión espontánea y un compromiso firme.

Así que con estas 4 cartas me voy a Italia, con esta cara de póker, sabiendo que lo más importante no son las cartas que ya tengo sino cómo jugar la partida que ahora viene.


 

¿Te han entrado ganas de hacer tú también un SVE? Entra en nuestra web y busca las plazas disponibles que te están esperando.