Hablamos con Marcos Alcocer Gil, un profesor del instituto Puig Castellar de Santa Coloma (Barcelona), que se irá a Turquía a finales de este mes de febrero a realizar un proyecto de movilidad de profesorado. En la ciudad de Batman (sí, Batman se llama) aprenderá cómo trabajan los profesores turcos con este proyecto de job shadowing. Mundus colabora con el instituto Puig Castellar en la gestión de éste y otros proyectos del programa Erasmus+.

Preséntate. ¿Quién eres y a qué te dedicas?

Mi nombre es Marcos y soy profesor del ciclo superior de Administración y Finanzas en el instituto Puig Castellar de Santa Coloma de Gramanet.

¿Por qué te has querido embarcar en esta experiencia?

Solicité la beca Erasmus+ para profesores porque aunaba dos de mis grandes pasiones: viajar y el mundo de la educación. Entre el largo listado de destinos posibles escogí Turquía porque ya había vivido experiencias similares en el norte de Europa y Oceanía, pero sentía una genuina curiosidad por conocer el trabajo del profesorado en un país con una tradición cultural y una realidad social distinta de la occidental.

lagit_d721c9_2503008

¿Qué expectativas tienes? ¿Qué piensas que te puede aportar tanto en el plano profesional como en el plano personal?

Una proporción importante de mi alumnado es de origen musulmán. La gran mayoría ya han nacido aquí y se sienten europeos, pero sin renunciar a sus raíces y tradiciones. Se trata de dos realidades destinadas a convivir, pero que a menudo chocan.

“Espero que esta aventura me abra los ojos y me ayude a comprender mejor el mundo en que vivimos”.

Turquía representa probablemente mejor que cualquier otro país la dualidad entre Europa y el mundo árabe. Espero que al regresar de mi viaje pueda comprender mejor cómo es vivir a caballo entre dos culturas, y en qué se parecen y se diferencian nuestras aulas de las del otro lado del Mediterráneo.

Surgió además la posibilidad de alojarme estas dos semanas en una ciudad del Kurdistán, en la región sudeste del país, cerca de la frontera con Irak y Siria. Poder vivir esta experiencia en una zona tan compleja es el broche para un aventura que espero que me abra los ojos y me ayude a comprender mejor el mundo en que vivimos.

Anuncios