Acabo de llegar a España. He estado en Turquía un total de 8 días, haciendo un intercambio en Mugla, Turquía. En el intercambio han participado jóvenes de Lituania, Georgia, Bielorrusia, Turquía, Ucrania y España y en él se ha trabajado la desigualdad social, dándole especial importancia a los colectivos con menos recursos, para posteriormente poder llevar a cabo un pequeño proyecto.

12231104_843445339106134_1414579090_n

Desde la educación no formal, hemos llevado a cabo diferentes actividades destinadas a niños de diferentes edades. Más concretamente, hemos preparado juegos dinámicos para dar a conocer nuestras culturas (juegos tradicionales, bailes típicos etc.) Al mismo tiempo nosotros también hemos aprendido mucho de la cultura turca, gracias a ellos.

12208687_842910949159573_537573740932449951_n

Como educadora social, puedo decir que esta experiencia no solo me ha encantado, sino que los niños, su forma de dar amor y de mostrar el afecto, su educación y sus ganas de participar me han cautivado. Ellos estaban entusiasmados con todos nosotros, querían saber más y más sobre nosotros, darnos la mano, darnos besos y jugar con nosotros de una manera tan espontánea como sólo los niños saben.

12189555_841477069302961_8280477434351795590_n

Siempre he pensado que viajando se aprende mucho y cada vez que viajo lo compruebo. Las sensaciones y emociones que he vivido a lo largo de la semana han sido muchas. He sentido que a pesar de que mi inglés no es bueno, podía expresarme sin miedo con mis compañeros, he sentido que tanto mis compañeros como los coordinadores me ayudaban y me cuidaban, he reído hasta llorar de la felicidad, he visto paisajes que me han puesto los pelos de punta, y en resumen he sentido, vivido, y exprimido la experiencia de la mejor manera que sé. Y ahora, cada vez que lo recuerdo… SONRIO.

12247195_1079641752055774_9175514600952626159_n

Y para terminar hay una frase que personalmente me gusta mucho; es “cuando dejes de tener miedo, empezarás a disfrutar”. Creo que muchas personas no se atreven a vivir la vida al límite por sus miedos y a mí me gustaría animar a todas esas personas a que se olviden de sus miedos, a que saquen su lado aventurero y a que se atrevan a hacer un intercambio al menos una vez en su vida. Porque después, al recordarlo, sonreirán. J J

12191900_533388196836771_4260535893230595716_n

Anuncios