A finales de septiembre, Gema y yo asistimos en Salinas (Asturias) a un curso de formación llamado “Symbiosing it! Enhance youth participation” a través de Mundus, con la asociación “Ye too ponese”. Este curso trataba de participación juvenil activa enmarcado dentro del programa “Erasmus +” y, para mí, ha sido una gran experiencia ya que era la primera toma de contacto con este tipo de formación y con el programa. Se trataba de un training muy dinámico, reflexivo y participativo donde las horas se pasaban volando y aprendías de las experiencias, opiniones y conocimientos tanto de los “trainers” como de los participantes. El tema principal del TC era la participación juvenil analizada desde su contenido, significado, así como entendida como metodología o como objetivo, en función del proyecto o programa marcado por una organización, asociación, fundación, etc. así como de las diferentes formas de participación. 3 4 Para ello, pudimos analizar el concepto en base a experiencias y buenas prácticas que conocimos a lo largo del TC de proyectos locales en Avilés sobre asociaciones, fundaciones y actividades en colaboración con la Concejalía de Infancia y Juventud. Además, varios compañeros nos contaron proyectos pasados que habían realizado sobre la participación como, por ejemplo, “participatory budgets” que nos introdujo un compañero de Francia que había recorrido varios países de Europa, así como el intercambio juvenil entre España y Portugal (que es el origen del TC) que se hacían llamar “los simbióticos” como una nueva forma de entender la participación juvenil y conocerse y relacionarse entre ellos/as. Pero, como en toda formación de este tipo, también había otros espacios en los que crear una cohesión y poder relacionarte con los demás, por lo que también teníamos tiempo libre para realizar actividades juntos, como ir a la playa, hacer surf, conocer Oviedo y diferentes espacios de participación, así como una fiesta multicultural en Avilés y fiesta de despedida. Sin título Sin título2 La experiencia me ha servido para conocer que hay gente que realmente cree en la juventud, que lucha y ser esfuerza para empoderarlos y capacitarlos como agentes de cambio para este futuro, dotarles de diferentes herramientas y habilidades para que puedan ser ciudadanos activos tanto a nivel local, comunitario, nacional o internacional, además que me ha dado un sentido de futuro para focalizar más mi perfil profesional y así poder desarrollar diferentes ideas y proyectos que tengo en mente sin miedo y con mucha energía. Desde aquí quiero agradecer a María, Paula, Zulema y Rubén por la gran organización que han tenido durante el TC que se lo han trabajado mucho, han hecho todo lo posible para que estemos a gusto, aprendamos entre todos y crear un ambiente “simbiótico” con el fin de establecer nuevas amistades y contactos para futuros proyectos juntos. Gracias Marina por compartir tu experiencia con nosotros!

Anuncios