Fuente: Universitat de Barcelona

La Universidad de Barcelona (UB) y Arrels Fundación han puesto en marcha en el mes de octubre varias actividades que acercan a la comunidad universitaria el testimonio de diversas personas que han vivido en la calle.  Durante la segunda quincena de noviembre la actividad
Camina con Arrels: paseando juntos ofreciò a la comunidad universitaria dos rutas por Barcelona de la mano de personas que han vivido en la calle.

Miquel Fuster es un dibujante que a los dieciséis años entró en la editorial Bruguera como aprendiz y enseguida se hizo un nombre en el mundo del cómic. A finales de los 80, su vida dio un giro repentino y pasó quince años viviendo en la calle. Consiguió salir de esa situación, y desde entonces ha plasmado su experiencia en tres novelas ilustradas.

P1120863_webPor otra parte, se organizará una campaña de recogida de ropa y zapatos en una veintena de facultades de la UB, que beneficiará a las casi 600 personas sin hogar que cada año hacen uso de las duchas y el ropero de Arrels Fundación. Asimismo, durante los próximos meses se realizarán otras acciones conjuntas a favor de las personas sin hogar, como por ejemplo actividades formativas, y se ofrecerá atención básica odontológica y podológica a las personas atendidas en Arrels a través de la Fundación Josep Finestres.

Estas acciones de sensibilización se enmarcan en un acuerdo de colaboración firmado entre la Arrels Fundación y la Universidad de Barcelona, a través de Voluntariado UB y el Comisionado para Desarrollo Social y Envejecimiento, con el objetivo de mejorar la situación de las personas sin techo y sensibilizar a las personas que integran la comunidad universitaria de la UB.

Según datos de la red europea FEANTSA, 410.000 personas duermen en la calle en la UE, y el número de personas sin hogar ha aumentado en quince países de la Unión, entre ellos el Estado español.

En Barcelona, el número de personas sin hogar llega casi a las 3.000, de las cuales unas 900 duermen directamente en la calle, 1.400 lo hacen en centros privados y públicos de la ciudad y unas 600 viven en asentamientos. Entre los años 2008 y 2013, la cifra total de personas sin hogar en Barcelona ha aumentado en un 43% y el número de personas que directamente duermen en la calle en la ciudad ha aumentado en un 54%, según la Red de atención a personas sin hogar de Barcelona.

«Queremos que no haya nadie durmiendo en la calle, pero cada vez hay más gente. El primer paso para conseguirlo es que todos entendamos que vivir en la calle es una situación injusta. La colaboración con la Universidad de Barcelona es una oportunidad para llegar a la gente joven, futuros profesionales que tendrán que decidir qué sociedad quieren», afirma el director de Arrels Fundación, Ferran Busquets.

MAS INFO en nuestra pagina web

 

Anuncios